KAMADO la forma más eficiente para asar y cocinar.

Cualidades KB10

El KB10, es sin duda la parrilla más sofisticada, el horno de barro más tecnológico, un gran ahumadero y la forma más eficiente para asar y cocinar con Wok, Paellera ó Cacerola.

¿Que es Kamado?

El termino Kamado se remonta a unos 2.500 años en Japón. Cuando fabricaban su vivienda, construían dentro de ella al Kamado y su nombre significa justamente todos los usos que le daban: En Japonés HORNO DE BARRO, PARRILLA, COCINA, SALAMANDRA Y AHUMADERO.
La designación “Kamado”, pronunciar Kamadó, según los japoneses únicamente puede aplicarse aquellos que para su fabricación se partió del barro con la técnica manual asociada a ella. Actualmente se industrializaron utilizando “compuestos cerámicos de alta tecnología” con una técnica similar a la utilizada para confeccionar inodoros. El resultado, si bien su aspecto y terminación son muy buenos, no tienen las cualidades de retención de calor, inercia térmica, sabor trasmitido por el material ni bajo consumo de carbón, como el auténtico de barro. Estos no deberían llamarse Kamado.
También ha surgido una industria aprovechando la fama del Kamado, donde son confeccionados en metal, con una doble pared. El hierro es un gran conductor del calor y justamente está en las antípodas de las propiedades térmicas del de barro, ni hablar de la trasmisión de sabor metálico y su poca durabilidad debido al oxido.

EL SABOR

El sabor del Kamado es único e incomparable. A diferencia de una parrilla tradicional Argentina, aquí el calor es envolvente, este sella y cauteriza a las carnes o comidas, reteniendo la totalidad de jugos, colores y sabores. También podremos ahumar o aromatizar utilizando distintas maderas y aromáticas. Otro sabor lo proporciona el material. Debido a que se parte del barro, la cerámica resultante tiene poros. Con el uso, por ellos va ingresando, grasitud, jugos y hollín producido por el inicio de la combustión y los ahumados que hacemos con distintas maderas y aromáticas. El resultado es doble; por un lado este “curado” similar a la de una pipa o un mate, trasmite ese sabor propio de las comidas al Kamado o hornos de barro. El otro aporte es térmico. A medida que lo usemos, notaremos como cada vez retiene más el calor. Esta característica nos demandó años de investigación siendo el mismo del legendario Kamado japonés Y NUESTRO SECRETO MEJOR GUARDADO

PRACTICIDAD

La practicidad es la simplificación de las variables en el uso. En una parrilla tradicional utilizará 7kgs de carbón. Para controlar la temperatura, aparte de ir haciendo brasa y acomodarla en forma continua deberá subir y bajar la parrilla. El viento y el frío: sus enemigos.

En el KB10 utilizará 1,5kg por asado. La temperatura la controlará moviendo solo dos aberturas de ventilación. No deberá agregar carbón, ni será necesaria supervisión alguna, solo deberá mirar su reloj.

El viento y el frío: sus enemigos, quedarán afuera.

ASPECTO DE LAS CARNES y COMIDAS

Desde 1994 nos preguntan: “ ¿El aspecto es como el de la parrilla?”.
Rta: Definitivamente No. Es mejor. El jugo de la carne es el portador de los pigmentos que dan color. Cuando la carne ó vegetal se calientan, sus jugos migran hacia el exterior, concentrándose en la corteza, así resultan más coloridas y escenográficas. Otra cualidad notoria en los vegetales, es que mantienen tanto el color como el volumen de crudos.

Finalmente puedo afirmar, luego de estar al frente de tantas degustaciones y servicios de catering que algo con buen aspecto, necesariamente es muy rico y viceversa.

Una comparación muy válida sería exprimir una naranja y luego comerla (carne a la parrilla tradicional). Comer la naranja con la totalidad del jugo (carne al Kamado B10).

LIMPIEZA y ECOLOGIA

Cada dos usos, deberá retirar las cenizas con el atizador provisto. Otra forma es hacerlo con una aspiradora.La parrilla la podrá lavar en la cocina. Su interior no se limpia, es como una pipa ó un mate. No chorrera grasa ni jugos. Los cielorrasos no se manchan.
Con solo 1,5kgs de Carbón harás un asado, un lechón en 4 a 5 horas o cocciones de hasta 16horas sin necesidad de agregar carbón. De acuerdo a cuánto tiempo lo uses a la vez siguiente encontraras hasta un 50% del carbón sin consumir que podrá ser reutilizado. Una parrilla tradicional Argentina consume 7kgs de carbón por vez (Dato de Locos x el Asado); un Chulengo 4kgs y un Kamado un promedio de 1Kg. En 12 años de uso de asado semanal, una parrilla tradicional argentina será responsable de la tala de 60 árboles, un chulengo de 30 y un Kamado B10 solo de 6. Al nivel actual de ten el 2045 se habrán perdido todos los bosques en México. Se moderno, consumí poco carbón.

 

USO

Regulará las aberturas (superior e inferior) de acuerdo al tipo de carne ó a su gusto, logrando que su Kamado trabaje como una parrilla, horno de barro, ahumadero, cocina, o como la combinación de todas... así será posible hacer una pizza ahumada en romero o un asado con sabor a madera de manzano. Luego de poner la carne y regular las aberturas (incluidas en el recetario) solo deberá tener un buen reloj para controlar el tiempo. Cumplido este pasará a ser uno de los miles que se sorprenden por las bondades de las cocinas cerámicas.




ENCENDER EL FUEGO

Se enciende en el interior y sin preámbulos. Simplemente con dos hojas de papel diario, un iniciador de combustión, o una resistencia eléctrica.

En 20 minutos el fuego está listo. No hace falta estar al lado del Kamado. No es necesario agregar braza aun cuando haga un lechón en 4 a 5 horas.

UBICACION

Idealmente el más cercano al lugar donde vamos a comer.

Es muy apropiado para balcones, pues es la única forma probada de hacer asados sin ahumar a su vecino, además que no existe la posibilidad de que brazas salgan volando.

Un lugar techado al aire libre es lo óptimo. También se puede tener en una cocina con un sistema de extracción.

ESTETICA

Acordará con nosotros que una parrilla no responde a los cánones más básicos de la belleza; sin embargo, el KB10 con sus estudiadas proporciones, materiales inalterables y superficie de trabajo ocultas,  se integrará en forma perfecta a su espacio.