KAMADO la forma más eficiente para asar y cocinar.

Kamado B10 - Preguntas Frecuentes

¿Tiene preguntas? Nosotros se las respondemos

Sí y No. Utilizando al Kamado con la tapa abierta obtendrá el mismo resultado que en una parrilla tradicional, pero también el mismo humo y olor. No, porque si cierra la tapa cocinará con calor envolvente, esto sellará las carnes y comidas reteniendo la totalidad de jugos, colores y sabores. Al no poder escapar los jugos los pigmentos de la sangre se congregan en el exterior de la carne haciendo a esta más colorida, sabrosa, tierna y saludable.

Básicamente en su construcción. La parrilla tradicional tiene materiales refractarios por debajo, por los laterales y atrás; pero nada tiene por el frente o por arriba. Por consiguiente hay una gran pérdida de calor (60 %) y combustible, que se traduce en un calor de abajo hacia arriba y en un permanente agregado de brasas. El Kamado en cambio, tiene una doble pared de material cerámico en forma perimetral al fuego y una pared de cerámica a manera de bóveda. El resultado por diseño, es el flujo de calor en forma envolvente; aparte de ello como el cerámico es aislante, acentuada por la cámara de aire, lograremos retener el calor en un 90 %, ahorrando carbón, su agregado, manipuleo, traslado y costo. Con respecto al sabor, en la parrilla tendremos jugos que las carnes pierden por su lado superior cayendo a las brasas transformándose en vapor, humo, olor a asado. Esta pérdida será de un 30 a un 35% . En el Kamado será solo un 3 a 5% con el consiguiente incremento de sabor y color.

En realidad el Kamado es el Horno de barro más antiguo y sofisticado del mundo en cuanto a su principio. El horno de barro local es muy rudimentario comparado con el Kamado, si bien los dos tienen resultados similares. En un horno de barro "tradicional" para tener éxito el primer paso será encontrar un constructor idóneo, que utilice los barros adecuados. El encendido es otro tema; en el tradicional argentino deberá quemar unos 20 Kg de leña (dependiendo del tamaño) durante un tiempo de 2 hs por lo menos. Luego tendrá que retirar la brasa resultante, para recién poder cocinar. Al igual que el Kamado logrará el calor envolvente, el sellado uniforme y los beneficios de las carnes cocinadas con todo el jugo. En el Kamado el fuego estará listo en 20 minutos, con solo 1,5 Kg de carbón. A diferencia del " tradicional" podrá fácilmente regular la temperatura. La tecnología de la construcción y del material utilizado tiene su origen hace 2.500años. Más que probado está.

Las barbacoas más difundida son las Americanas (USA) las que se han viralizado al resto del mundo occidental. Son ideales para hacer lo que se ve en las películas, carnes a la flama. Pero totalmente contraindicadas cuando se quieren hacer carnes gordas a bajas temperaturas durante mucho tiempo al estilo argentino. Aquí la parte constructiva es el principio de funcionamiento. Son construidas íntegramente en metal, con formas de palangana. Esto concentra el fuego logrando una cocción rápida y con llama. Ideal para hacer bifes y hamburguesas. Pero si usted quiere asar un lomo tendrá el problema que se chamuscará por fuera en los primeros 15 minutos y luego se quedará sin fuego, resultando el lomo crudo por dentro y quemado por fuera. Esto se debe a que el metal no retiene el calor como los materiales cerámicos perdiendo rápidamente calor y brasa. Crear nuevo fuego será una misión más que imposible, pues las barbacoas no están pensadas para agregar carbón. Nunca podrá asar un lechón, un cordero o un simple lomo. Además de las que funcionan a carbón están las que lo hacen a gas. En ambos casos la distancia del fuego a la parrilla es muy pequeña. Esto se debe a que únicamente están pensadas para cocinar a la flama. Su durabilidad es limitada debido a la corrosión.

Debido al auge que tuvo el Kamado en todo el mundo, grandes consorcios se vieron en la disyuntiva de industrializarlo para abastecer a las crecientes demandas y bajar sus costos de fabricación. Si bien el aspecto y prestación es similar, la gran diferencia es la pérdida de calor y la no trasmisión propia del sabor Kamado debido a que la celda del material es cerrada, no permitiendo una posibilidad de curado. Para entender mejor este concepto podríamos decir que hacer un asado aquí sería como tomar un mate en un vaso de vidrio. Estos utilizan más del doble de carbón que el Kamado B10, pues retienen muchísimo menos el calor que el de barro; hemos realizado mediciones de temperatura en uno de estos. Se tomaron a los 20´de encendido, momento que tiene su máximo calor. En la Tapa se registró una temperatura de 169° C y en la base de 129°C. En el Kamado B10 la diferencia fue sustancial, 69° C para la tapa y 32°C para la base. Esta diferencia es enseguida percibida por alguien que tiene Kamado o por aquel que tiene uno de los industrializados y prueba las bondades del Kamado B10. Ni hablar la diferencia de Sabor!!! Avismal!!

Esta es una respuesta burda para tratar de usurpar la palabra Kamado. Sus fabricantes o comercializadores aprovechan no solo el nombre sino su morfología y su bajo costo de fabricación, para simular en fotografías y videos las cualidades del original Kamado. La gran pérdida de temperatura se delata en las fotografías, donde se debe utilizar el atizador para abrir o cerrar las aberturas de ventilación para no quemarse. Algo que en ningún Kamado ocurre. Pero a esto debe sumarse para que están diseñadas. Su menor distancia entre brasa y superficie de la parrilla, una superior carga de carbón y una excesiva perdida de calor por ser el metal muy buen conductor hace que sean ideales para cocinar lo que se ve en las películas, carnes a la flama,en poco tiempo. Solo hace falta ver su recetario y darse cuenta el poco tiempo que insumen sus recetas. Obviamente se dificultará hacer lechones o carnes a bajas temperaturas en mucho tiempo. El Oxido hará que su vida sea de 10 años.

El Kamado B10, es un ahumadero. Esto se logra tirando a las brasas astillas de madera o hierbas aromáticas y cerrando la abertura superior. Así carnes o pescados serán cocinados en una atmósfera de humo. Las maderas indicadas son aquellas que no contengan tanino (lo que hace oscuras a las maderas) ó resina. Generalmente son maderas blancas. En Argentina podrá utilizar maderas de frutales como naranjo, manzano, limonero, cerezo, y otras como el álamo, eucalipto o espinillo. Estas maderas deberán estar "secas", no verdes, pudiendo si estar mojadas con agua, coñac o bebida alcohólica de su predilección. De esta forma la astilla se quemará lentamente y emitirá mayor cantidad de humo. Las maderas como el quebracho colorado y cedro contienen tanino. El pino y la pinotea contienen resina y como las anteriores son cancerigenas. Si viaja a USA, compre en supermercados o casas gourmet "Chips", estas son astillas de madera muy difundidas por esas latitudes. Aromáticas, puede utilizar Romero (fresco o seco) muy bueno para pizza, cordero o pescado; Laurel (seco) para pescado; Menta, Orégano, ajos, o lo que le dicte su imaginación

Utilizando correctamente emitirá un mínimo humo (humo de cigarro), no asociado con un asado. El principio es simple. En una parrilla tradicional la carne recibe calor de abajo, dorando y cauterizando la parte inferior. Por la parte superior habrá una pérdida de sangre (jugo y sabor), ésta caerá a la brasa, se evaporará en forma de humo blanco y con olor a "asado" (sangre quemada). En el Kamado el calor es envolvente, dorará y cauterizará a la carne homogéneamente, de esta manera la sangre quedará contenida en la carne no cayendo al fuego con el consiguiente poco humo y olor. Desde 1994 hemos instalado 80% en balcones y sus propietarios están sumamente conformes.

Otros variables del humo pueden ser: Carbón mojado, húmedo o mala calidad de carbón.. Al encender su Kamado verá que emite un humo blanco, esto es vapor de agua. Compre carbón seco y almacénelos en interiores. El mal carbón lo detectará por lento encendido, mucho humo, chispas y ceniza que sale despedida, depositándose en la tapa del Kamado. Días húmedos: notará que con elevado gradiente de humedad al prender emitirá mayor cantidad de humo, este es solo escenográfico, lo que vé es vapor de agua. Grasa: Nosotros recomendamos extraer la mayor cantidad de grasa posible a las carnes. En la parrilla generalmente se dejan pues estas saborizan a la carne. En el Kamado las carnes son muy sabrosas de por sí, y lo único que logrará es que caiga a la brasa, se quemen y haga humo. Este humo, al igual que en una parrilla tradicional es cancerígeno. Igualmente hay carnes como el lechón o chorizos que se cocinan a baja temperatura y se desgrasan muy poco a poco, no produciendo este efecto nocivo.

Las comidas cocinadas con carbón, no son dañinas, o por lo menos no hay informes científicos que avalen esto. En Japón y la india consideran que las comidas cocinadas en los Kamados y Tandoor aparte de ser más ricas son más saludables. Este efecto es sentido de inmediato. Cuando uno termina de comer un asado tradicional la "pesadez estomacal" es una constante. En el Kamado, la carne cocinada con la totalidad de su jugo hará que se olvide de la "pesadez".

Si la compara con una tradicional seguramente le parezca chica. Pero recuerde que en la tradicional la mitad queda destinada para hacer brasa. En el Kamado el 100% es utilizable, pues no deberá agregar nueva brasa. En la parrilla tradicional deberá extender la carne, en el Kamado usted podrá utilizar la "Bóveda" así podrá cocinar un pollo entero, un pavo, un Jamón e incluso podrá poner una cacerola y hacer el más rico puchero.

El KB10 lo recomendamos para 10 personas, pudiendo comer hasta unas 20, de acuerdo a lo que haga. Todo depende si hace un matambre que es plano, o pone una tira de asado con huesos de 18cm y estos parados en forma de media luna, utilizando la altura de la bóveda podrá asar para muchas personas. Una mejor idea de cantidades: con un Kamado podrá cocinar un lechón, cordero o chivito de unos 13kg, que alcanzará para unas 13 a 16 personas o un salmón rosado de 6kgs. En un catering que hicimos para Mitsubishi, ahumamos salmón rozado en laurel para 700 personas.....¿con cuántos Kamados?? Solo con 7.

Carbón vegetal o briquetas. 1,3kg. Si usa carbón elija aquel que tenga poca carbonilla. Si usa briquetas luego de usar controle las cenizas, si estas son amarronadas, en la mezcla han puesto tierra para abaratar costos. Si la ceniza es blanca es de buena calidad.

Si puede, pero lo desaconsejamos. A efectos prácticos la leña tarda mucho en prender y en convertirse en brasa. El fuego va tomando una punta del leño y se esparce lentamente. Sugerimos hacerlo con carbón, logrando así un fuego homogéneo. Si quiere sabor a leña puede agregar astillas de madera. Logrará el mismo efecto.

Lo enciende dentro del Kamado. Si alguna vez encendió el fuego en un brasero de fundición entenderá que el Kamado es un gran brasero, con la ventaja que la columna de tiraje es mayor. Esto hará que prenda en forma rápida, en un tiempo exacto de 20 minutos.

Una vez que tiene hecha la brasa luego de encenderlo, nunca mas tendrá que agregar. ¿Se imagina hacer un Lechón de 12,5 kgs en 4 hs. sin agregar fuego?

El efecto buscado con subir o bajar una parrilla es lograr una variación de temperatura en la superficie de la carne. En el Kamado la altura es fija, pues el control de la temperatura lo hará agregando o quitando aire al interior con dos aberturas similares a las de una salamandra.

Puede ser que alguna vez se quede con poco fuego. En ese caso agregue uno o dos carbones. El humo emitido por el encendido no será nocivo pues la carne o comida ya estará sellada, evitando así el ingreso de toxinas nocivas.

La mayoría de la gente compra el Kamado con la expectativa de hacer solo asados. Se sorprenden cuando ven el recetario y se dan cuenta que todo lo que se hace en una parrilla, horno o cacerola se puede hacer en forma mucho más eficiente en un Kamado. Paellas, pizzas, pizzas ahumadas en romero, pastel de papas, matambres, locros, pan, son alguna del las cosas que aparte de carnes y pescados se pueden hacer.

Un lugar techado al aire libre, balcones, terrazas y galerías. Es sumamente práctico tenerlo cerca de la mesa donde se va a comer, o de la cocina. También con un extractor puede ponerlo dentro de esta, esto sería lo óptimo.

Si bien es muy pesado el Kamado trae un carro, donde sus ruedas están montadas sobre rulemanes y dependiendo de la superficie del piso es muy sencillo desplazarlo. No se recomienda moverlo cuando está caliente.

Si, 100 kgs.

Definitivamente No; piense usted que el Kamado tiene el peso de una persona. Si el balcón se cayese sería un problema para el constructor y una publicidad amarillista para nosotros.

Se fabrica en barro cocido (Cerámica). Nosotros hemos desarrollado una técnica que presumimos sea similar a la milenaria japonesa. La composición del material (nuestro mayor secreto) en cuanto a sus cualidades mecánicas y de sabor nos demandaron 6 años de investigación y desarrollo.

Ni jugos ni grasas chorrean, tampoco salpica ni salen despedidas peligrosas brasas encendidas. Solo se acumula cenizas que son removidas con un atizador provisto.

No quedan rastros de uso tanto en el piso o techo. Incluso cielos rasos muy blancos no son afectados.

Es de muy simple. A la vez siguiente de haberlo usado, con el Kamado frio, se retira la ceniza por la ventilación inferior ayudado con el atizador provisto. También puede ejecutar esta operación con una aspiradora. El Kamado es un horno auto-limpiante, como una pipa ó mate, su interior no se limpia.

Originalmente el Kamado fue diseñado para estar en interiores. El fuego está muy resguardado en el interior. No tenemos registros de accidente alguno en todos estos años. Incluso un niño tocando su superficie no recibirá ningún daño. No existe la posibilidad que se vuelen las brasas ni caigan al piso.

Los japoneses discuten la titularidad con los chinos desde hace 3.000 años. Una familia japonesa los comenzó a fabricar para exportar en Kinuurayaki , localidad de Tokio especialistas en artículos cerámicos hace unos 60 años. Actualmente se fabrican distintas tipologías de Kamados en China, Indonesia, México y ahora en Argentina. ¿Porque es tan costoso? En todos los países que se vende es un producto caro, esto se debe a que si es fabricado industrialmente requiere una tecnología de gran escala y si es artesanal necesita mano de obra especializada. La cantidad de material, la calidad de los mismos y la inversión en tiempo e investigación es otro condimento.

Aprender a usarlo es muy sencillo. El Kamado viene con un manual / recetario en donde explica claramente su uso. Pero tenga en cuenta que tiene únicamente 2 variables: La primera, la cantidad de carbón que siempre es la misma. La segunda, la ventilación inferior y superior con la cual regula la temperatura. Cuando lo entregamos generalmente damos una charla de uso, funcionamiento y mantenimiento. Posteriormente dudas o inquietudes pueden despejarlas por teléfono, vía e mail o acceder a nuestra website. Estaremos sumamente gustosos en atenderlo.

No lo debiera romper, pero si usted o un neófito lo hiciese, este puede ser reparado. También podrá reemplazar la pieza rota o dañada. Poseemos stock. Le sugerimos que en testimonios vea el de "El Kamado y yo" por Mirta Ramírez.

Dependiendo de sus cuidados hemos creado un Kamado para acompañarlo en toda su vida. Esa es nuestra expectativa.

Sí, con un martillo es sumamente fácil, pero muy poco probable. Tenemos un caso “tragicómico” donde el Kamado fue víctima de rencillas familiares. Más allá de lo anecdótico podemos decir que los principales peligros de los Kamados son los "neófitos". Ellos lo primero que harán es poner una bolsa de carbón (6kgs), pues con esa cantidad se hace un asado. El resultado será un prototipo de volcán, pudiendo producir algún tipo de rajadura. Piense usted que con una bolsa de carbón 10kgs podrá hacer unos 7 asados.

Tiene 6 meses de garantía contra defectos de fabricación. Esta no cubre roturas por martillo o neófitos ponedores de carbón.

¿Tiene alguna otra pregunta?

LO QUE NO PREGUNTÓ SÓLO LO PERCIBIRÁ TENIENDO UN KAMADO

Mi experiencia me dice, que todo esto que leyó, toda degustación que podamos hacer, todos los primeros premios que hemos logrado en Expogourmandise o Expo Cuisine & Vins son en definitiva la punta del Isberg de lo que es un Kamado en realidad. Sólo aquellos que tienen uno pueden entender.

  • Poder utilizar el Kamado durante todo el año, pues las temperaturas extremas ni los vientos lo afectan.
  • Estar compartiendo con amigos en vez de estar todo traspirado junto a la parrilla tratando de controlar el fuego, la altura de parrilla, el frío y viento.
  • Comer más rico y sano.
  • No trasladar grandes cantidades de carbón cada vez que desea hacer un asado.
  • Hacer un churrasco un jueves lluvioso por la noche, pues prenderlo es tan sencillo y resultado tan superior.
  • Comer los pescados más ricos que se puedan cocinar.

Háganos su pregunta aquí