KAMADO la forma más eficiente para asar y cocinar.

Kamado B10 - Testimonios de algunos de nuestros clientes

Hay imágenes que hablan por sí solas. El año pasado mi mujer hizo una torta de un celular para mi cumpleaños.

En mensaje directo a que deje el celular y le de mas bola.

El Ying y el Yang.

En cambio este año la torta no es un mensaje de reclamo sino de agradecimiento.

Mi mujer agradece que tengamos un Kamado B10 en casa.

Nuestro KB10 también cumple un año, fue mi autoregalo!

Testimonio de Gastón Tucat
Nota: Gracias Gastón por el relato y las fotos.
Gastón es argentino pero vivió varios años en Venezuela. Nos recibiá con un Ron de aquellos pagos, cuyo sabor tengo aún en la boca. Es increíble como un sabor exquisito se puede asociar a un buen momento. Algo similar ocurre con el Kamado, donde sus sabores nos remiten a recuerdos felices.

Resulta que un día vino a casa un loco, todo canoso, que se puso a tirar frases como:

  • 1) No vas a usar más el horno
  • 2) Más lo usas, más rico y sabroso sale todo
  • 3) Todos van a querer venir a comer a tu casa
  • 4) Nuestros clientes son nuestros mejores vendedores
Y tantas más.
Todas verdades absolutas.

Gracias Martín por esta maravilla. (Y gracias por convencerme de dejarlo en el patio)


Testimonio de Matías Mamone.
Nota: Matías quería ponerlo en la terraza, finalmente lo convencimos de ponerlo a un lado de la cocina donde lo usaría diariamente y no para el asado de fin de semana.

Hola Martín, aunque ya lo sabes, quiero poner en conocimiento de todos que en nuestro hotel en Punta del Este sólo cocinamos con Kamado B10 y abandonamos la parrilla tradicional.
Los huéspedes de Entre Pinos Eco Box Apart no quieren usarla desde que descubrieron las bondades del Kamado B10.
Ya tuvimos el Kamado Chino, luego el Japonés, más tarde el primer prototipo argentino FABRICADO INTEGRAMENTE EN ARGENTINA y ahora disfrutamos del KB10, también FABRICADO EN ARGENTINA. Entiéndase bien, lo utilizamos profesionalmente y tanto sus resultados como su economía de uso, durabilidad y mantenimiento lo hacen insuperable!! Vamos a incorporar un par de KB10 más para que todos lo puedan utilizar al mismo tiempo, sin esperas.

Testimonio de María Antonieta Santonja.
Entre Pinos Eco Box Apart
Parada 32 Brava - Punta del Este
www.entrepinos.uy

EL KB10 es es único, el original y buen indicio me parece que lo traten de copiar. A esto queríamos llegar, cuando alguien se da cuenta de que un producto es tan bueno, seguramente diga ¿por qué no dedicarse a esto, venderlo más barato, hacer una versión intentando parecerse lo más posible a aquel increíble huevito que deja cualquier comida con un peculiar sabor? El KB10 seguirá siendo aquel horno que todos los hornos quieren ser, sigan tratando de parecerse chicos!

Y buena suerte con su creador, no vi nunca a nadie tan apasionado, convencido y dedicado con su producto. Su mayor fanático, su mejor vendedor, ojalá todos habláramos tanto y tan bien de su trabajo como lo hace Martin.

Testimonio de Ángeles Loyola
Kamado trucho

Desde 1994 soy un Feliz poseedor de un Kamado. Desde entonces prácticamente no uso parrilla convencional. He probado prácticamente todo tipo de comidas, siempre con gran satisfacción. Creo que la mejor ha sido el salmón rosado con un toque de ahumado, es lo que más aceptación ha tenido; hasta ahora no he encontrado a nadie que no le gustara, no digo poco sino muchísimo y es algo que se puede hacer solamente en un Kamado.

Además de lo rico y exclusivo de la comida en Kamado también vale la pena decir la comodidad de cocinar en el Kamado. Cuando uno ha hecho una comida un par de veces sabemos que aperturas colocar y no hace falta hacer guardia al pie del Kamado. Podemos hacer cualquier otra cosa y al tiempo correcto volver y nuestra comida estará lista y rica como siempre.

Felicitaciones y gracias por hacernos conocer el Kamado.

Testimonio de Justo Federico P.
San Isidro

Te escribo para agradecerte que nos hayas insistido durante tanto tiempo con la compra del Imperial Kamado porque hoy a 2 años de tenerlo, fue la mejor inversión que culinaria que pudimos haber hecho.

Para corroborártelo te detallo los motivos a continuación: Antes de tenerlo, a pesar de vivir en un lugar alejado de la ciudad y completamente desestresado, por motivos de lo trabajoso que era y de la atención que nos demandaba nos limitábamos a comer carne asada solamente los fines de semana o cuando nos visitaba alguien de Bs. As. y no nos quedaba otra que el asado. Muy terrible para mí era el calor que pasaba durante la cocción del mismo y el tiempo que perdía de disfrutar de las visitas mientras lo cuidaba, cosa que desde que tenemos el Kamado cambió por completo ya que una vez que pongo la carne la dejo y la saco sin necesidad de vigilarla cuando está a punto, todo esto sin mencionar lo jugosa que sale y que ya no es necesario que yo también me ase junto con el asado.

Quia consequuntur magni dolores eos qui ratione voluptatem sequi nesciunt. Neque porro quisquam est, qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit, sed quia non numquam eius modi tempora incidunt.

La variedad de comidas que me animé a hacer sin ser lo que se dice mediocre cocineron, ya que en mi familia redescubrimos los pescados ahumados sin ser necesario ir a un restaurant ya que prepararlos en el Kamado es sumamente sencillo y nos permite además lucirnos con los invitados y comprometerlos a que cuando les toque a ellos invitarnos se esmeren terriblemente para tratar de superarnos, algo que nunca logran; Ni que hablar del lechón que sale crocante y sumamente tierno sin tener que pasarme largas horas cocinándolo y gastar fortunas en carbón cuando aquí con 3/4 Kg basta.

Por lo pronto no quiero dejar de contarte lo espectacular que me salen los jamones glaseados y las pavitas sin ser necesario llegar a la navidad para disfrutarlas, o los lomos que cuando hay un cumpleaños los he llegado a hacer de a 5 sin ocuparme de ellos y salir bárbaros; es más mientras estoy escribiendo esto, estoy haciendo un pollo que lo dejé puesto a las 6 de la tarde con la mínima abertura por pedido de mis hijos para comerlo fenomenal a las 21hs desde ya sin ocuparme.

Respecto de Eugenia lo que puedo testimoniarte es que además de las comidas mencionadas logró hacer las empanadas con un sabor riquísimo y lo más importante para ella fue descubrir que podía hacerlas sin que se les rompiesen o perdiesen en el jugo como le sucedía en al horno a gas. Los únicos reclamos que tengo para hacerte es que ya no tengo excusa para levantarme de la mesa ya que siempre lo tenemos cerca y la otra es que cuando te lo compré fuiste el responsable de dejarnos una parte de la casa inutilizada.......la parrilla.

Testimonio de J.Martín y M. Eugenia

Noche de sábado en Cariló. Mucho frío y viento. Dos parejas invitadas.
Una de ellas con experiencia gastronómica de muuuuchos años en la parilla (él - llamado Chiqui - es el dueño de la parrilla mástradicional e importante de Cariló). Trajo a mi pedido sus excelentes empanadas de carne pero crudas.
Cuando vió el KB10 prendido se carcajeó y dijo: ¿En eso vas a hacer el asado?
Le dije: no sólo el asado, sino el matambrito de cerdo, chorizo rueda y morcillas sino las empanadas tuyas.
Al comer el matambrito dijo: ¡Qué bueno que te salió! del chorizo dijo: ¡Tiene un gustito excelente! pero cuando llegaron las empanadas exclamó: "Las hacemos nosotros pero nunca salieron como éstas, crocantes por fuera, jugosas por dentro y ahumaditas!! Después del asado del centro, la esposa, Claudia, le dijo: "¡A ver cuando comprás uno de estos para casa y te dejás de embromar on la parrilla!! Después te contacto, querido Martín...

Testimonio de Oussie Wepon

Recientemente vivo en departamento, antes lo hacia en casa. Añoraba la parrilla.
Un amigo me habló del Imperial Kamado y luego de algunas averiguaciones lo compré.
Hoy mis asados no son los de antes, son mejores.

Mi preocupación pasaba fundamentalmente por el humo y olor. Hoy luego de un año de usarlo incluso en días fríos y ventosos me di cuenta que lo bueno del Kamado aparte de no tener problema con el humo, es su sabor, la comodidad de no tener que agregar carbón, y el hecho de poder compartir con mis amigos una charla sabiendo que dentro del Kamado está todo controlado.

¿Usted un jueves a la noche lluvioso y frío prendería la parrilla para hacer un par de bifes de chorizo???. Seguramente los haría a la plancha. ......
Yo no lo dudo; no como la carne de otra manera, y cuando lo hago me remito a odiosas comparaciones con el Imperial.
Muy recomendable.

Fernando Aznar
aznar@racon.com.ar

La verdad que desde que nosotros tenemos el Kamado., no podemos comer carnes ni pescados por ejemplo en ningún otro lugar.
Sale mucho, pero mucho más rico. Es un antes y un después. Y eso fue al principio.

Ahora después de más de un año y que ya le agarre bien la mano, no importa que ponga en el Kamado, sale ESPECTACULAR!!!

La carne re tierna (como nunca había probado), jugosa, simplemente nada mejor punto.

Mi hija y mi mujer cuando salimos a comer, me dicen, mucho más rico lo de casa. 200% Recomendable.

Testimonio de Axel Griva

El asado salió riquísimo, un sabor muy especial, potenciado, sin humo ni olores, ni ceniza volando por todos lados, nada de suciedad, súper prolijo, es realmente un salto cuántico en la forma de hacer asados en un balcón,

De ahora en más sol falta seguir experimentando, es muy recomendable.


Testimonio de Horacio Garro

Martín, Como hacer para resumir en palabras la experiencia de vivir el kamado B10.....Tarea dificil la que me pedis.. Voy a intentarlo. Antes que nada, tengo que decir que quien escribe tiene 14 años de kamado (Chino/Japones) en su balcón. Por eso el relato se complica..
Yo me preguntaba antes de usarlo, ¿Que me puede llegar a sorprender de algo que conozco como la palma de mi mano? A mi "viejo" kamado, lo prendo con los ojos cerrados, incluso ya me divierte menos verle la cara de asombro a aquellos "nuevitos" a los que invito un asado.
Realmente decidí la compra del B10, más que nada para poder disfrutar la experiencia gourmet archiconocida en casa de mis suegros, junto a mi familia.
Lo que no me esperaba, era sorprenderme comprobando que mi nuevo B10 tenía capacidades diferentes y superadoras.
Pude hacer un asado para más gente usando practicamente la misma cantidad de carbón que con el "viejo"y el calor se conservó por bastante más tiempo. Estoy altamente satisfecho de mi compra y no hago más que recomendarlo a quienes tengo a mi alcance.
Solo aspiro a poder dar el salto de calidad que me falta a la hora de cocinar y para eso solo te pido Martín recetas que me inspiren.

Abrazo grande Alejandro

Testimonio de Alejandro Sandomingo
Kamado Adicto

Señores, yo soy Mirta Ramirez Entreriana y cantautora, viviendo en Barcelona. Es una breve historia la que yo quiero contar.
Es al kamadó a quien quiero homenajear. Y a toda esa gente que se sabe deleitar
Entibiando el corazón festejando la amistad. Dejé "Las Cañitas" una tarde de febrero Con maletas y recuerdos Y con mi kamadó bien envuelto Llegué a Barcelona Y en la cinta lo vi tambalear
Le pedí a un catalán Si me podía ayudar. Ahí me di cuenta  Que me lo acababan de estrellar
Llegué a mi ático, del barrio de San Gervacio Allí lo desarmé despacio Y conté para mi asombro 57 pedazos
 Con la ayuda de Martín Beraud vía e-mail, en 20 días reparé mi Kamadó. Quedó del mismo tamaño, forma y color. y, con alegría, vi que no se rompió cuando prendí el fuego y
sentí su calor. Sinónimo de amistad y reunión. Iremos juntos vos y yo,que te dejaste reparar de puro noble que sos
Delirios de grandeza Pero convengan conmigo Que es toda una proeza Haberlo reparado pieza por pieza. Concédanme el honor En nombre de los dos De autoproclamarme La emperatriz del kamadó.

Los saluda Mirta

Notas
1: no es nuevo, eso de ponerle humor a la tragedia. Es un estilo.
2: Como verán soy del club de dependientes de kamadó.
3: Si quieren darme alguna opinión de lo que leyeron o decirme algo sobre Kamadó, este es mi mail.
mirtas@terra.es