SOMOS ÚNICOS

Y por eso nos eligen

 
KAMADO B10
 

Hace 27 años que estamos en el negocio, habiendo importado en 1994 los Imperial Kamado de Japón. Nosotros introdujimos el vocablo «Kamado» en Argentina y somos los primeros y únicos fabricantes en Sud América, y hasta lo que sabemos únicos en el mundo, con una técnica similar a la japonesa. Somos pioneros en utilizar el Kamado en el balcón.

CARACTERÍSTICAS ÚNICAS

COCINANDO EN EL BALCÓN

El 80%de los Imperial kamados y los KB10 vendidos están instalados en balcones, pues son el sistema que menos humo emite, sin posibilidad que salgan chispas, brasas o cenizas.
¡Esta cualidad es por la que nuestros clientes lo eligen pero lo sustantivo del KB10 es el sabor!

 

Poco humo y olor

En el Kamado B10, el calor es envolvente. Esto sella a las carnes por todo su exterior, reteniendo la totalidad de jugos, colores y sabores. Cuando la carne se calienta, el jugo trata de escapar hasta que llega a la corteza, donde se acumula el pigmento, sin poder salir al exterior. El resultado es que este jugo no cae a las brasas, por consiguiente el poco humo y olor y así también la pérdida del jugo propio de los alimentos y su color se reduce a un 3 o 5%.

EL VIENTO NO LO DETIENE

En el KB10 la carne se asa en una atmósfera controlada, el viento no afectará en absoluto la combustión, incluso se podrán hacer asados en invierno con temperaturas de frío extremo. La seguridad será un hecho y consumirá mucho menos carbón ya que no estará en constante contacto con el aire.

FÁCIL DE LIMPIAR

Como no acumula jugos, lo único que tendrá que hacer es retirar cenizas, siendo similar a una pipa o un mate, cuanto más uso mejor serán los resultados. El área de trabajo queda oculta a la vista logrando orden y limpieza visual.

 

 
¿TODAVÍA NO SE DECIDIÓ?

Los secretos del Kamado B10
lo están esperando

Con tu Kamado B10 descubrirás un nuevo mundo de sabores. Verás que un kB10 no es sólo un "horno de barro", se convertirá en tu primera opción a la hora de agasajar a tus invitados. Se convertirá en un modo de vida.

Contáctenos
 

SOMOS ÚNICOS EN EL MUNDO

¿Qué nos diferencia de las imitaciones?

 

El material

Para elaborar el KB10 se parte de una receta de barro secreta, la cual asegura alta
porosidad (lo que otorga un sabor único) y baja conductividad térmica (retención del
calor). Las imitaciones están hechas de porcelana como la empleada en la
fabricación de inodoros, hechas de manera industrial. Esto da como resultado un
material extremadamente sólido, con una pérdida de calor de hasta cinco veces más
que un Kamado B10. Al no ser poroso no se cura, como una pipa o un mate o un
KB10, por lo que no logra transmitir sabor.

Para entender el concepto, no podemos llamar “horno de barro” al horno a gas o
eléctrico, cuadrado y metálico que tenemos en nuestra cocina… ¡Son simplemente
hornos distintos con resultados distintos!

Terminaciones

Las imitaciones tienen pinturas vitro cerámicas, estas por su densidad aceleran la pérdida de calor y al tener distinto coeficiente de dilatación que la base donde está aplicada, con el tiempo presentará rajaduras sin posibilidad de restaurar.
En el KB10, como en los japoneses, la pintura al ser flexible, acompaña las dilataciones sin rajarse y cada capa mejora la retención del calor siendo aislante térmico. Luego de 20 o 30 años podrá repintarlo dejándolo como nuevo.
Las terminaciones del KB10 de acero inoxidable y madera son las mejores del mercado para asegurar su correcto envejecimiento. Además todos los herrajes son con remaches, librándose de todo mantenimiento y mantienen una estética simple. En cambio, las imitaciones utilizan tuercas ciegas, es por eso que dentro del Kit hay herramientas para ajustarlas periódicamente debido a la permanente dilatación y contracción del material después de cada uso, lo que provoca el desajuste. No pueden utilizar remaches porque los descabezaría.

Tipo de coccion

Las imitaciones están diseñadas para cocinar a la flama. Si quiere cocinar por debajo de los 110 grados se apagan. Asimismo, la distancia entre las brasas y la parrilla es menor
para lograr el mismo objetivo, cocciones rápidas de temperatura alta. Por lo que si quiere hacer un asado tradicional, que requiere temperatura baja, la carne resulta
chamuscada por fuera y crudo en su interior. Los KB10 pueden asar en un rango de entre 40˚ y 250˚c. Respecto a la distancia entre las brasas y la parrilla, es mayor, de
manera que se puede realizar cocciones a baja temperatura como el asado tradicional hasta largas cocciones de 18 horas a mínima temperatura sin necesidad de controlar
que se apague.

 

 

No solo lo decimos nosotros

Conozca algunas de las experiencias de nuestros clientes.
 
To Top
WhatsApp Chat WhatsApp Chat